Comienza a resultar cada vez más difícil encontrar a quienes no han oído mencionar a Xiaomi de una u otra manera alguna vez en su vida. Como en su día pasara con Huawei, la expansión de los smartphones de este fabricante asiático está ganando una gran presencia fuera de sus fronteras (en España, más aún, desde su desembarco de manera oficial en el territorio) gracias al tan bien conocido cóctel estrella de los teléfonos provenientes de aquel mercado: buenas especificaciones y precio contenido.

A pesar de los altibajos que ha tenido de manera reciente en su mercado local y a nivel de marca, se posiciona en este 2018 como una de las empresas clave que pueden, por fin, dar un paso definitivo hacia su asentamiento y madurez en el mercado. La clave para ello la tienen tres principales apuestas que hemos visto en 2017 y que, muy probablemente, volverán a repetir en el curso presente dadas las buenas críticas y el claro sentir que despiertan hacia una empresa cuyo nombre cada vez suena menos “a chino”.